Daewoo culpa a Aguas de Bogotá por el mal estado de los compactadores

k2_items_src_0ee70163e29bae5db9d4be0d088a4c1c

Lo que dice el representante del fabricante es que el operador incumplió con las revisiones y mantenimientos, así mismo con las capacitaciones del personal que debía manipular los camiones compactadores.

La nueva flota del aseo, compuesta por 189 compactadores que la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá (EAB) compró y entregó a Aguas de Bogotá para prestar el servicio de recolección, ha tenido un “desgaste prematuro” y fallas “no por culpa del fabricante, sino por el mal uso y mantenimiento que se les ha dado a los equipos”

Así lo aseguró el gerente de posventa de Daewoo en Colombia, Diego Andrés Yepes, quien dijo que los problemas que se han presentado se derivan porque el operador (Aguas de Bogotá) no cumplió con la capacitación y los cronogramas de mantenimiento.

En primer lugar, dijo, tenían que capacitarse 1.200 personas en el manejo y la operación del vehículo y en pruebas de ruta. “Sin embargo, a la capacitación solo asistieron 243 personas”.

Además, indicó que quienes fueron contratados para operar los equipos, en su mayoría fueron “conductores de taxis y de buses y no expertos en el manejo de camiones pesados, que es lo más recomendado para buen manejo de los camiones”, sostuvo Yepes.

El otro factor que ha desencadenado las fallas en los vehículos, según el fabricante, es que los compactadores no han tenido el mantenimiendo adecuado cuando cumplen los 4.000 kilómetros. Por el contrario, los camiones los han llevado a los talleres para hacerle el cambio de aceite a los 18.000 y 21.000 kilómetros y hay casos en que han aparecido con 24.000 kilómetros de recorrido.

Este asunto se agrava porque estos vehículos requieren por lo menos el engrasado cada tres días. No obstante, gran parte de esos compactadores han trabajado 20.000 kilómetros y no han recibido “ni un engrase. Al no tener grasa empieza a trabajar el hierro contra el hierro, lo que produce el desgaste prematuro, más aún con una operación en la que hay basura que produce ácidos”, explicó Yepes.

Otro gran problema que han tenido los vehiculos es un “anormal” número de choques de los vehículos. En menos de 7 meses ya se habían reportado 150 siniestros y algunos repetidos.

Lo sorprendente es que las colisiones son frontales. “Eso es algo inexplicable o quizás producto de que no saben manejar esos vehículos”.

En cuanto al recalentamiento de los carros y falta de potencia del motor que llevan a que se ‘cuelguen’ los vehículos en el ascenso para llegar al relleno, Yepes aseguró que todo eso se debe a la mala operación de los camiones.

Según Daewoo no se va a repotenciar ningún motor. “Lo que se va a hacer es una reprogramación”, manifestó.

Fuente: El Tiempo