Jóvenes en Bosa roban a sus propios vecinos

k2_items_src_6c37daa18e07dfc2ae8aa5bc3672232b

Las víctimas son comerciantes y vecinos del sector y el problema es que sus padres no ejercen ningún tipo de control para evitarlo, todo lo dejan en manos de la justicia y la justicia no puede proceder porque la mayoría son menores de edad, y tú ¿de quién crees que debe ser la responsabilidad de estos jóvenes?, ¿qué podríamos hacer con estos delincuentes?

La pandilla, incluso, ha tomado represalias contra los negociantes que no se han dejado robar, informó Noticias Caracol. El caso más reciente es el de Luis Eduardo Morales, el dueño de una panadería, que fue intimidado con un bate. Sin embargo, los trabajadores del establecimiento impidieron que él fuera lastimado y lograron desarmar al atacante.

“Nos intentó robar y a la vez agredirnos, a mí a mis hermanos y a los muchachos del trabajo”, dijo la víctima al noticiero.

 

De acuerdo con los residentes, los jóvenes consumen sustancias alucinógenas y son muy peligrosos, tanto que el vigilante del conjunto residencial fue retirado del sector por la empresa, con el fin de garantizarle la seguridad, reportó el mismo medio.

“Los jóvenes tienen amenazados a propietarios y administradores”, añadió el vigilante a Noticias Caracol.

Por su parte, el comandante operativo de la Policía del sur de Bogotá, coronel José Luis Palomino, le aseguró al noticiero que los presuntos delincuentes no han sido capturados porque las víctimas no han interpuesto las denuncias correspondientes. Por eso, les hizo un llamado para que reporten los robos y, así, no queden impunes.

El uniformado, a través de Noticias Caracol, también les hizo un llamado a los padres para que tengan a sus hijos ocupados en el tiempo libre y para que los formen con valores.

En cifras, más de 6.000 jóvenes fueron capturados en Bogotá, el año pasado, por participar en actos delictivos, según un informe de la Policía, que fue recogido por El Tiempo.

Fuente: El Pulzo