ONU: Uruguay viola normas con legalización de la marihuana

k2_items_src_63503204d18160dd6a733e989b70c404

El órgano de la ONU critica la medida y señala que “el uso y abuso de cannabis por parte de los jóvenes puede afectar gravemente a su desarrollo”. La aplicación de la ley plantea problemas y dudas al gobierno uruguayo. El éxito de la legalización de la marihuana depende de los organismos de control y está pendiente de la regulación que todavía debe aprobarse. El 61% de los uruguayos se opone a la legalización, según una encuesta.

La ONU que vigila el cumplimiento de los convenios internacionales sobre drogas advirtió este miércoles a Uruguay de que su ley para regular la producción, venta y consumo de marihuana viola los tratados internacionales de los que el país latinoamericano es parte. La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) lamenta, en un comunicado emitido en Viena, la aprobación de esa ley por parte de un país que ha suscrito las convenciones internacionales sobre drogas y asegura que no se ha tenido en cuenta el impacto negativo de la legalización en la sociedad.

El órgano de la ONU señala que “el uso y abuso de cannabis por parte de los jóvenes puede afectar gravemente a su desarrollo” Raymond Yans, presidente de la JIFE, expresa en la nota su “sorpresa” al conocer que “un gobierno que es un socio activo en la cooperación internacional y en el mantenimiento del Estado de derecho internacional haya decidido conscientemente romper las disposiciones legales universalmente acordadas”.

La Convención Única sobre Estupefacientes de 1961, adoptada por 186 países, incluido Uruguay, solo contempla el uso del cannabis para fines médicos y científicos.  “El objetivo principal de la Convención Única de 1961 es proteger la salud y el bienestar de la humanidad. El cannabis está sometido a control por la Convención de 1961, que exige a los Estados partes limitar su uso a fines médicos y científicos, debido a su potencial para causar dependencia”, indica Yans.

El experto belga incide en que “la decisión del legislador uruguayo no tiene en cuenta su impacto negativo en la salud, ya que los estudios científicos confirman que el cannabis es una sustancia adictiva con graves consecuencias para la salud de las personas”. “En particular, el uso y abuso de cannabis por parte de los jóvenes puede afectar gravemente a su desarrollo”, recalca. En una entrevista cuando se tramitaba la ley uruguaya, Yans aseguró que la violación de la convención podría tener “consecuencias” para “el comercio internacional de Uruguay de otras sustancias”, como la morfina y la codeína, aunque rehusó dar más detalles. En cualquier caso, la pionera ley uruguaya será uno de los grandes temas de debate en marzo próximo, cuando se reúna en Viena la Comisión de Narcóticos, el órgano ejecutivo de Naciones Unidas sobre políticas de drogas.

Fuente: La Terecera