Policías nocturnos por la seguridad de los taxistas de Bogotá

k2_items_src_793ea701476d5db2a4fd8cf1e0bf5880

En lo que va corrido de este año han sido asesinados tres taxistas y seis han resultado lesionados ejerciendo su oficio, por eso serán 400 los policías que velaran por la seguridad de los taxistas.

El general Édgar Sánchez Morales, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, corrigió las versiones entregadas por algunos líderes de este gremio, según las cuales, ocho de ellos han perdido la vida. Sánchez aclaró que han sido tres.

Aunque la familia de la última víctima reportada, identificada como Juan Carlos Valbuena de 47 años -fue ultimado el sábado y con arma de fuego por un pasajero en el barrio Britalia de Kennedy-, asegura que se trató de un supuesto caso de hurto, el oficial confirmó que a la víctima le fueron encontradas todas sus pertenencias, entre ellas el radio del vehículo y por lo menos 65 mil pesos del producido.

EL TIEMPO consultó el pasado judicial de este hombre al que le figura una condena que prescribió en el 2002 por hurto y falsedad y una denuncia en su contra por hurto calificado y agravado por confianza, en el 2007.

Frente a esto, los investigadores asignados al caso aún no se inclinan por una hipótesis en particular, es decir que no han encontrado aún nexos entre el crimen y las anotaciones judiciales de Valbuena.

Por otra parte, el general Sánchez entregó el balance del denominado Plan de Seguridad Integral para Taxistas, que se reactivó el pasado 13 de enero. “Desde entonces, en las noches contamos con 10 puestos de información vial, escuadrones motorizados y 194 CAI fijos y móviles, cuya ubicación se ha ido socializando con los taxistas para que sepan a qué lugar acudir en caso de una emergencia -sostiene Sánchez- Igualmente, tenemos instalados varios puestos de control en sitios estratégicos”.

De acuerdo con las cifras oficiales, el plan de seguridad para taxis ha permitido la incautación de 5 armas de fuego y de 3.700 armas blancas, así como de 592 gramos de marihuana, 531 gramos de bazuco y 26 gramos de base de coca.

Así mismo, se han efectuado, desde el 13 de enero, 104.329 registros a taxis y 146.133 requisas a conductores y pasajeros, lo que ha permitido la captura de 39 taxistas en flagrancia (por hurto y lesiones personales) y nueve, por orden judicial. Además, han sido capturados 19 delincuentes que se hicieron pasar como pasajeros.

En los mismos dispositivos también se han recuperado dos taxis hurtados y se han aplicado 311 comparendos a conductores de estos vehículos que se encontraban con algún grado de embriaguez. Así mismo, han sido multados 1.425 por otras razones.

“Todas las noches tenemos destinados 400 policías exclusivamente al control que busca garantizar la seguridad de los taxistas y los pasajeros (se calcula que en la noche circulan unos 22.000 de los más de 51.000 taxis que hay en la ciudad), los cuales se suman a los policías que hacen parte de la vigilancia. En total, unos 2.600 uniformados”, explica Sánchez y añade que aunque no descarta que exista un subregistro de atracos a taxistas, este año solo han sido denunciados 15 episodios.

Tanto los principales representantes de los taxistas como la Policía se están reuniendo, por lo menos, una vez cada 15 días para hacer seguimiento a los temas de seguridad.

Fuente: El Tiempo