Ahora los útiles de los niños son una persecución

k2_items_src_7de95ce12f2200e0af6029c68ebeedfe

Ahora resulta que los útiles escolares embodegados son una “persecución”… ¡En Candela te lo decimos cantando!