CURIOSIDADES

Mitos sobre los accidentes sexuales

Bob Slay, especialista de la serie Emergencias Sexuales (Discovery), explica qué es mito y qué realidad sobre los accidentes sexuales.

Mito: Las emergencias sexuales ocurren en casos aislados

El Dr. Slay explica que probablemente el 70 por ciento de las personas han sufrido alguna vez cierto tipo de lesión al tener relaciones sexuales, pero en muy pocos casos recurren a un especialista. Comúnmente los accidentados tardan en ir al hospital y no confiesan el motivo de su dolencia. 

Realidad: Existen posiciones más propensas a las lesiones

Cuando las mujeres se posicionan arriba existen más posibilidades de que se produzca una fractura de pene, al chocar contra el hueso púbico y el perineo femenino. Lo mejor es gozar sin abusar de la micción, como le ocurrió en el episodio uno al paciente del Dr. Kevin Klauer, luego de tener relaciones con su esposa y novia. 

Mito: Los orgasmos se producen en hombres y mujeres por igual

Las mujeres tienen ocho mil terminaciones nerviosas en el clítoris y los hombres cuatro mil en el pene. Según el Dr. Slay, esto provoca que ellas puedan tener más picos de placer en menos tiempo o que sean de mayor duración. El caso de Liz es uno de los más increíbles: tuvo un orgasmo de tres horas tras una aventura con su novio Eric. 

Realidad: Luego de un clímax intenso se puede perder la visión

El Dr. Slay explica que esto es posible y hay estudios que lo avalan: investigadores de la Universidad de Pittsburgh encontraron que los excesos durante el acto sexual -como contener la respiración- pueden causar la ruptura de pequeños vasos sanguíneos, derivando en hemorragia y disminución de la visión. 

Mito: Las fracturas son solo cosa de hombres

Una fractura de pene no es el único riesgo de emergencia sexual: en el episodio tres una mujer se dislocó la mandíbula por practicar sexo oral y lo peor es que no sabe cómo ocultárselo a su padre. Distintos esfuerzos suelen provocar este accidente, que se manifiesta con dificultad para hablar, dolor óseo o incapacidad para abrir o cerrar la boca. 

Realidad: Las lesiones más comunes son por caídas y empujones

Accidentes en el sofá, la bañera, la escalera y el coche encabezan la lista de emergencias sexuales. También pueden darse en situaciones más convencionales, como el caso de Gregg en el episodio uno. Al no controlar su cuerpo, empujó a su novia contra la pared y terminaron en el hospital.

¿Has sufrido algún accidente sexual? ¡Cuéntanos!

Tomado de: Discovery

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba