Tricolor colombiano ya está en Brasilia

k2_items_src_bf0a58b987aa7318ac88de52f64c5fa6

Con su llegada a la ciudad de Brasilia, la Selección Colombia cerró la fase de entrenamientos tácticos para enfrentar a la Selección de Costa de Marfil que viviremos mañana con Fútbol Yenereichons.

Colombia llegó a Brasilia donde espera hacer historia, lograr por primera vez su segunda victoria en un Mundial y así sellar, de forma anticipada, su pase para los octavos de final de Brasil-2014.

José Pékerman no tuvo dudas. Y decidió ir a la capital de Brasil con los 23 futbolistas que integran su plantel, incluido Carlos Bacca. El delantero, único lesionado del cuadro colombiano, continuará en Brasilia con su plan de recuperación en manos de los fisioterapeutas y bajo la supervisión del jefe médico de la Selección, Carlos Ulloa.

El delantero de Sevilla es el único contratiempo del técnico argentino, quien recupera para la ocasión a Fredy Guarín, quien se perdió el primer choque a causa de la expulsión que sufrió en el último encuentro de clasificación para el Mundial. En el partido contra Paraguay.

Pékerman ya se ha puesto serio. Tras los dos días de práctica diferenciada y reducida, con cierta permisividad para los medios, este martes trabajó con sigilo y concentración. El preparador argentino ya fijó su atención en Costa de Marfil, el compromiso del jueves. Por eso, su último entrenamiento en Cotia, donde está ubicado el Centro de Entrenamiento, de Sao Paulo, fue a puerta cerrada y temprano.

José Pékerman insistió en aspectos tácticos y en la estrategia. Le preocupa al argentino la versatilidad de su rival, Costa de Marfil, un conjunto anárquico, pero imaginativo. Con poca disciplina en la zaga, pero capaz de resolver contratiempos en dos minutos tal y como sucedió contra Japón, cuando el equipo africano remontó la ventaja inicial de su adversario.

Colombia afronta el duelo contra el equipo marfileño, contra el que nunca ha jugado de manera oficial, como su primera final del torneo. Tiene margen de error el equipo suramericano, que aún dispondrá de una oportunidad, la próxima semana, contra Japón. Pero no quiere llegar a extremos el cuadro colombiano, que afrontaría con sosiego, con cierto sosiego, esa última cita.

El equipo de Pékerman puede sellar ya su pase en Brasilia, a donde llegó por la tarde procedente de Cotia. Ha viajado con tiempo la expedición de Colombia, que el miércoles hará el reconocimiento del campo y el entrenamiento oficial en vísperas de su segunda cita en Brasil-2014.

Planea alteraciones en su once el preparador argentino. Especialmente de medio campo hacia adelante. La punta puede ser novedad. La baja de Falcao ha abierto la puerta al resto de convocados. Cualquiera puede jugar. La defensa está asentada. Cristian Zapata parece el elegido para ocupar el espacio de Luis Amaranto Perea.

No le gustan las novedades al entrenador. Y esa zaga parece fija. La vuelta de Fredy Guarín amplía las posibilidades de la medular. En eso piensa ahora José Pékerman, dispuesto a hacer historia con Colombia y a justificar la consideración internacional que el cuadro ‘Cafetero’ se ha ganado.

Fuente: El Tiempo