BIENESTAR

¿Por qué hablamos dormidos?

Aunque la mayoría de las veces no nos damos cuenta, lo cierto es que hablar mientras dormimos es algo más frecuente de lo que pensamos. Se conoce como somniloquía y es un trastorno de la conducta durante el sueño que afecta a un 80% de niños y adolescentes, reduciéndose un poco el número de personas adultas que lo sufren.

En realidad no se trata de un problema médico ni reviste complicaciones para la salud a no ser que vaya acompañado de otros síntomas durante el día como estrés o ansiedad, o de algún otro trastorno del sueño como el sonambulismo.

¿Por qué ocurre?

Vuelvo a repetir, es algo más común de lo que se cree, pero como no estamos concientes de lo que estamos diciendo y como tampoco recordamos qué fue lo que dijimos, los cuestionamientos acerca de si mencionamos algo vergonzoso o algo que no debía mencionarse, son muy recurrentes. Especialmente por el hecho de que hay quienes sostienen que es posible que en nuestro discurso nocturno se revelen algunos de los deseos subconscientes (y permíteme contarte que en este caso estoy más que frito pues mi  es estudiante de psicología).

Pero para mi tranquilidad y seguramente la de muchos más, las investigaciones han demostrado que generalmente no se trata de algo interesante, sino que más bien, mayoritariamente, se trata de discursos sin sentido y con una escasa duración de entre 1 y 2 segundos. Sin embargo, no deja de ser un acto fascinante si tenemos en cuenta las formas en la que se desarrolla.

Las etapas del sueño y el habla

La somniloquia puede ocurrir tanto en la etapa REM como en las No-REM, pero cuando se desarrollan en la etapa REM del sueño (mientras estamos soñando), se dice que ocurre a consecuencia de un llamado “avance motor”. En éste, las cuerdas vocales y la boca, normalmente inactivas durante el sueño, brevemente se activan y se pronuncia exactamente lo mismo que se está pronunciando dentro del sueño.

Cuando ocurre en una etapa No-REM, se dice que ocurre a través de “despertares transitorios”, en los que el discurso suele ser menos comprensible ya que pierde sentido. Bajo este concepto, ocurre en medio de una transición de un sueño No-REM a otro, lo que sucede es que estos débiles estados del sueño son interceptados por un breve instante de vigilia.

Como el habla en el sueño ocurre bajo circunstancias muy particulares, en las que diferentes estados de conciencia se superponen, el discurso no dura más que un par de segundos y siempre tiene cierta confusión. A pesar de todo, sorprendentes casos se han registrado en investigaciones científicas y centenares de palabras claramente audibles de corrido se registraron en algunas personas mientras dormían.

De todas maneras, no dejan de ser casos únicos, así como también el de algunas personas que confiesan crímenes o hechos particularmente perturbadores que en realidad nunca ocurrieron. Por eso, los expertos de la Fundación Nacional del Sueño en los EEUU, así como la ciencia y la ley, señalan que esta clase de confusiones no deben tenerse en cuenta por absoluto, ya que se trata de un discurso proveniente de lo irracional e inconsciente.

El mundo de los sueños y el inconsciente jamás dejará de sorprendernos y sin lugar a dudas, aún queda mucho que analizar.

Fuente: Informe21

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba