CURIOSIDADES

Con un tatuaje recuerda Juan Manuel Galán a su padre

Juan Manuel Galán tenía tan solo 17 años cuando murió su padre, el caudillo colombiano Luis Carlos Galán. Pero ahora, 25 años después del trágico asesinato del político, su hijo le rinde homenaje a través de un tatuaje que fue hecho ante las cámaras de Discovery Channel.

La imagen elegida es la del icónico afiche creado por el diseñador y fotógrafo Carlos Duque. El programa, titulado ‘Galán, así era mi padre’, fue emitido este miércoles, pero será repetido el domingo 26 de agosto para todos aquellos que quieran ser testigos de esta ‘locura juvenil’ que ni es tan loca, ni tan juvenil, pero sí llena de nostalgia amorosa a flor de piel.

Así habló Juan Manuel Galán:

¿Cómo nació la idea de tatuarse la imagen de su padre?

Soy fanático de la televisión y desde hace mucho tiempo veo los programas de Discovery, de TLC, de National Geographic y otros por el estilo. He visto ‘Miami Ink’, ‘L.A. Ink’, ‘Bad Ink’ y me atrajeron las historias de las personas que se tatuaban a sus seres queridos así que, por los 25 años de la muerte de mi papá, pensé que sería chévere hacer algo distinto, algo que no se hubiera hecho antes y que conectara con las nuevas generaciones.

¿Y por qué hacerse el tatuaje justo en la espalda?

Como político, uno siempre necesita alguien que le cuide la espalda, y quién mejor que mi padre.

¿Cómo reaccionaron su madre y sus hermanos ante esta ‘locura indeleble’?

Lo mejor era mantenerlo en secreto, así que no les dije nada al principio. Solo hasta este sábado pasado los invité a ver el video y dijeron: “Muestre, ¿cómo así que se tatuó?”. Mi mamá, que no sabe de estas cosas y es más ingenua, me dijo: “Bueno, pero eso se quita, ¿cierto?” y tuve que explicarle que un tatuaje es permanente. Lo mismo a mis hijos.

IMAGEN-14419296-2

¿Hubo miedo? ¿Hubo dolor?

Me habían advertido que era doloroso, pero lo hice. El tatuaje es de dos colores, rojo y negro. Con la parte negra todo fue muy fácil, pero cuando comenzaron con el color rojo hubo que cambiar de aguja y entonces sí empezó el dolor… Fueron cinco horas en total, y la última media hora yo sólo rezaba para que acabara pronto. Luego queda una sensación similar a la de haberse caído y raspado, o a la sensación de haberse expuesto demasiado al sol. Es incómodo, pero no es insoportable.

Pero quién propuso hacerlo, ¿fue usted o fue Discovery?

Hubo parte y parte, tuve un encuentro con Diana Montoya y le comenté mi idea de hacerme el tatuaje y a ella le pareció que encajaba bien con lo que es Discovery. Así que, como dicen, “me cogieron la caña” y salió.

Fuente: ElPais

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar