Curiosidades

El mejor alcalde del mundo presentó su renuncia

Klaus Wowereit, uno de los políticos más populares y amados de Alemania, renunció este martes a su cargo de alcalde de Berlín y se mostró apenado al no haber podido cumplir a tiempo su promesa de ampliar el aeropuerto de la ciudad. “Estoy muy avergonzado, reconozco mi incapacidad para gerenciar este proyecto y por eso le digo a mi pueblo que renuncio”.

Petro y Klaus Wowereit compartieron hace una semana una exclusiva lista: una clasificación de The Huffington Post, uno de los más influyentes portales del mundo, en el que -de manera inicial- se informó que el alcalde de Berlín ocupaba el segundo puesto y Petro el sexto entre los mejores burgomaestres del mundo.

Aunque Wowereit quedó en una mejor posición, guardó silencio por ese logro mediático. Mientras tanto, Petro se mostró orgulloso: “El Huffington Post, uno de los portales más importantes del mundo, me ha considerado el 6to. mejor alcalde del planeta”, escribió en su cuenta de Twitter.

Wowereit compareció este martes ante los medios y sorprendió al renunciar irrevocablemente al cargo dos años antes de las próximas elecciones: “Me voy voluntariamente”, dijo el político socialdemócrata. Tras pedir perdón anunció que estará en el puesto hasta el 11 de diciembre para facilitar la transición y no crear un traumatismo a los ciudadanos. “Para un político es difícil decidir el momento en que debe dejar su cargo. Para mí ha llegado ese momento”, argumentó.

Según relató de El País de Madrid, con su decisión de renunciar voluntariamente al cargo, que también ocupó en el pasado el canciller Willy Brandt, Wowereit pone fin a una exitosa carrera que lo convirtió en uno de los políticos más admirados de Alemania. Su fama nacional se amplificó en 2001 durante una convención de su partido que debía aclamarlo como candidato al cargo: “Soy gay, y eso está muy bien”, dijo Wowereit, convirtiéndose así en el primer político de relevancia que salía voluntariamente del armario. La frase provocó el delirio y lo convirtió en una estrella: aclamado, admirado y festejado tanto en su ciudad como en el resto del país, su nombre comenzó a sonar como candidato socialista para desafiar a Angela Merkel.

Durante su gestión, repitió infinidad de veces que no hacia política gay, sino que era un homosexual que se dedicaba a la política. En este tiempo, la ciudad experimentó una transformación social y cultural increíble. Logró unir aún más a los sectores oriental y occidental que estuvieron separados por el famoso muro berlinés y convirtió a la capital en una de las urbes con mejor calidad de vida del planeta. Su metro es uno de los más funcionales y prácticos de Europa, sus parques, avenidas y calles, provocan envidia y sobre sus centros tecnológicos están puestos los deseos de un futuro mejor.

Tomado de Semana

Comentarios de Facebook

Tags

No te pierdas de
Close
Back to top button
Close