Curiosidades

Él no quiere que lo besen

Esto sucedió en Polonia, ¡cuidado! porque este sacerdote llamado Tadeusz Rydzyk no quiere que le besen ¡ni siquiera la mano!. Qué manera más bonita de derrochar ternura y darse a querer…

Comentarios de Facebook

Back to top button