Este concejal todavía se siente perseguido | Candela
Curiosidades

Este concejal todavía se siente perseguido

Un año después de su cinematográfica huida en estado de embriaguez y con un carro pinchado hasta una escuela militar, el concejal de Chía dice que todavía lo siguen persiguiendo.

El Procurador Primero Distrital de Bogotá formuló pliego de cargos a Carlos Enrique Martínez Gallego, exconcejal de Chía, quien protagonizó una cinematográfica persecución desde un barrio en la localidad de Chapinero hasta la Escuela Militar José María Cordova.

El delegado del Ministerio Público consideró que debido a las agresiones que ocasionó a tres miembros de la Policía Nacional al intentar evadir los controles de tránsito y policivos, deberá iniciarse un proceso disciplinario en contra del excabildante.

“Ignoró los llamados de la Policía escudándose en su cargo”, señaló el procurador, lo cual generó una conducta gravísima a título de dolo, por la que deberá responder en las próximas diligencias.

En respuesta a los señalamientos de la Procuraduría, Martínez Gallego afirmó que le fueron violados sus derechos fundamentales debido a que fue “retenido de manera ilegal” y que condujo hasta la guarnición militar debido a que consideró necesario “resguardar su seguridad personal”.

“No utilicé mi investidura para evitar el procedimiento de tránsito ni policivo, hay cosas que no son ciertas y las voy a esclarecer durante las próximas audiencias”, indicó el exconcejal de Chía.

Según él, la única persecución que se conoce fue la que grabaron los medios, sin embargo, estaba siendo perseguido desde mucho tiempo atrás por supuestos miembros de la Policía.

“Intentaron hacerme allanamientos ilegales, capturas ilegales e imposición de pruebas ilegales, para interponer mi labor como funcionario público”, agregó Martínez Gallego durante su intervención en la audiencia celebrada en las últimas horas.

Así fue la persecución del concejal el pasado 13 de octubre de 2013

Ver Video

Finalmente, el exconcejal negó haber agredido a los uniformados y aseguró que fueron los miembros de la institución los que lo atacaron al haber disparado 27 veces contra su camioneta.

Fuente: El Tiempo

Comentarios de Facebook

Back to top button