CURIOSIDADES

La vendedora de rosas recupera su libertad

Aunque Lady Tabares cumple una condena de 26 años, ella la completará con prisión domiciliaria, recordemos que lleva 12 años de condena.

Pero es o no le importa a Magdalena Tabares, su madre quien arregló su casa para recibir a su “niña”.

“Se acabó el sufrimiento. El juzgado me llamó y me dijo que si la recibía en domiciliaria y yo dije, ‘para antier es tarde, ella me hace mucha falta y ella es el motor de mi vida”, dijo la sencilla mujer de voz firme mientras cosía una cortina de encaje blanco.

Una historia de ficción

Después de una dura infancia en la que la niña abandonó su casa a los cinco debido a los maltratos, fue acogida por un orfanato de monjas donde creció para después, a la edad de 13 años, ser escogida por el director antioqueño Gaviria como protagonista para su película ‘la vendedora de rosas’.

El cineasta la conoció vendiendo las flores en las calles de Medellín y precisamente esa vida llena de surrealismo fue la que llevó a la gran pantalla Gaviria en el año 1998.

La fama abrazó a la humilde pequeña que recordaría hace poco que ese periodo de su vida “fue en el que me sentí más querida y respetada”.

Con tan solo 15 años de edad la niña que había capoteado las agresivas calles de las noches de Medellín, fue conocida mundialmente por el desparpajo y ternura de su papel en la película.

Estuvo en el Festival de Cine de Cannes caminando torpemente en tacones sobre la alfombra roja y codeándose con rutilantes figuras como John Travolta. Fue ‘mejor actriz’ de los Festivales de Viña del Mar y de Bratislava, en esos años de esplendor.

Luego volvió la realidad. En el 2002 y cuando estaba en embarazo, fue detenida por el homicidio de un taxista de Bello (Antioquia). Fue condenada finalmente a una sentencia de 26 años. Hoy vuelve a casa antes del Día de Madre.

‘La fe en la Virgen me devolvió a la niña’

“Fue una tortura, –dijo Magdalena Tabares, la madre de Leidy al recordar los años de visita en las cárceles-, las filas, las mojadas, la requisa en la que lo manosean a uno como si uno fuera un tarro. Yo me aguanté con tal de ver a mi muchacha”.

Tomando la foto de Leidy que la acompaña en la mesa de noche, la mujer dice que ya le tiene lista su cama a la ‘vendedora de rosas’.

“A mí no me falta cada noche el rosario a la Virgen – agrega-, esa fe fue la que me devolvió a mi niña”, declara la mujer organizando un altar puesto cerca al comedor. A Lady la esperan sus dos hijos, Fernando José de 14 años y Julián Esteban, que pronto cumplirá 11.

Sobre el futuro de la familia una vez regrese Leidy, Magdalena dice que “algo harán”, aunque orgullosa asegura que su hija nunca ha dejado de generar ingresos para aportar a su hogar.

Aunque no se ha precisado cuánto tiempo deberá permanecer Lady en prisión domiciliaria, lo importante para su familia es que vuelve a escribir los siguientes guiones de una vida que ha sido de película.

Deterioro de salud

Desde la cárcel de El Pedregal en el corregimiento de San Cristóbal, Leidy comentó hace poco que está afectada por las hemorroides y presumiblemente, por un cáncer de seno no confirmado. Tabares cumplirá 32 años el próximo 31 de mayo.

Fuente: ADN

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar