Mujer busca a su mamá que la abandonó hace 28 años

k2_items_src_e63eba4a60c5a7383338249762b2606c

Esta mujer fue abandonada cuando era bebé y a los 12 años se enteró de su triste historia, por eso ahora intenta buscar a su mama a través de las redes sociales.

En 1986, una recién nacida envuelta en un abrigo rojo fue encontrada abandonada en el baño de un restaurante de comida rápida. Casi tres decenios después, esa persona busca a su madre biológica y decenas de miles de personas tratan de ayudarla.

Katheryn Deprill comenzó su búsqueda el 2 de marzo con la publicación en Facebook de una foto en la que sostiene en las manos un cartel que dice: “Busco a mi madre de nacimiento… Ella me abandonó en el baño de un Burger King a las pocas horas de nacer, en Allentown, Pensilvania. Por favor, ayúdenme a encontrarla compartiendo este mensaje”.

Deprill, de 27 años y madre de tres hijos, se imaginó que sus amigos, y quizás los amigos de sus amigos, publicarían la foto. Una semana después, la foto ha sido compartida unas 27.000 veces por usuarios de Facebook en todo el mundo y la historia ha generado titulares por doquier. Pero todavía no se ha encontrado una pista de la mujer que la dejó en el baño.

Deprill, técnica en urgencias médicas que vive en las afueras de Allentown en South Whitehall Township, dijo que tiene mucho que contarle a su madre biológica. “Primero, me gustaría agradecerle que no me botara, agradecerle que me dio el regalo de la vida y que vea lo que he logrado”, dijo Deprill el lunes.

También dijo que le gustaría conocer el historial médico de su familia y tiene muchas preguntas sobre las circunstancias de su nacimiento y abandono. “¿Qué la llevó a hacer lo que hizo? ¿Por qué pensó que no me debía dejar en un hospital? ¿Estaba pasando por un mal momento?”.

Deprill se enteró a los 12 años que la habían abandonado, cuando su maestra de sexto grado asignó a su clase un proyecto sobre la historia familiar de los alumnos. Deprill llegó a su casa y exigió información a sus padres adoptivos, Brenda y Carl Hollis. Entonces le dieron un libro de recortes de periódicos de 1986.

Los artículos de prensa explicaban cómo un cliente del Burger King había escuchado su llanto y había descubierto a Katheryn en el piso del baño. Entonces un empleado llamó a la policía, que trató de encontrar a la madre.

“Lo entendí, pero no tenía conciencia de que era yo, de que una madre pudiera dejar a su hija en el suelo y marcharse. Eso me resultó asombroso”, dijo Deprill, quien comenzó a buscar por su cuenta a la mujer con la aprobación de sus padres adoptivos. De hecho, fue su madre quien le sugirió publicar la historia en los medios sociales.

Deprill dijo: “No busco reemplazar a mis hermanos y una hermana, ni a mis padres adoptivos, porque he tenido una buena vida. Tuve la mejor niñez”.

“Me gustaría conocer a alguien a quien me parezca y quizás tenga hermanos y hermanas (biológicos)… Estoy muy frustrada. Ojalá supiera más de ella”, explicó.

Algunos le han dicho a Deprill que es poco probable que su madre de nacimiento se identifique, por temor a ser enjuiciada. Pero Jim Martin, fiscal de distrito del Condado Lehigh, dijo que el abandono de menores prescribe a los dos años.

“Y aunque ese no sea el caso”, dijo en un correo electrónico, “creo que la mayoría de los fiscales de distrito ejercerían su discreción y no enjuiciarían a alguien en esas circunstancias”.

Fuente: Infobae