Curiosidades

Por primera vez ve a sus padres ¡Increíble!

Todos los que llevamos gafas sabemos lo mucho que esos cristales graduados hacen por nosotros ya que, sin ellas, todo volvería a estar distorsionado.

Pues imagínate lo que debió sentir Piper, el bebé que verás a continuación, cuando sus padres le pusieron gafas por primera vez y pudo ver al fin sus rostros nítidamente.

Piper nació con un problema visual que le impedía enfocar debidamente, por lo que su visión era borrosa y distorsionada. Por suerte, podía corregirse con gafas. En el vídeo podemos ver cómo su madre, Jessica, intenta ponérselas ante la reticencia de Piper.

Comentarios de Facebook

Back to top button