Que no te coja la noche porque ¡llegó diciembre!

k2_items_src_fc34f61d23b74be53ee07d469bd32064

Llegó diciembre con su alegría mes de parranda y animación… pero que no te coja la noche para la preparación del fin de año, por eso debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

1. Poner la decoración de Navidad en su casa y oficina. Si no lo hizo, ya le cogió la noche y va a perder buena parte del esfuerzo, pues ese camello de sacar el árbol, los adornos, el pesebre, las coronas, los tapetes, los manteles, las copas, etc., por solo 24 días, no vale la pena. Así que corra a poner todo lo que encuentre en su casa para que al menos el trabajo de decoración que le espera se luzca en su casa desde ya y durante el mes que viene.

2. Hacer un balance de año. Sea usted o no de los que se ponen metas cada primero de enero, esta semana previa al comienzo de diciembre es oportuna para revisar un poco lo que pasó en su vida en el año que ya entra en su recta final. ¿Cómo le fue en el plano económico, familiar y laboral? ¿Se había puesto alguna meta? ¿Tal vez cambiar de trabajo o viajar más? ¿Lo cumplió? Si la respuesta es sí, siéntase satisfecho. Si no, todavía le queda el mes de diciembre para actuar o por lo menos para reorientar sus metas.

3. Ir al doctor. Aunque la mayoría de personas no va al médico a menos de que sea estrictamente necesario, le recomendamos pensar si este año ya se hizo por lo menos los exámenes de rutina, bien sean para hombre o para mujer. Si no ha ido ni una vez al médico a que le manden unos exámenes básicos, está apenas a tiempo para hacerlo antes de que los doctores se vayan de vacaciones. Si no ha llevado a sus hijos o personas a su cargo, no pierda más tiempo y pida la cita ¡ya!

4. Hacer un presupuesto para la temporada navideña. Evite a toda costa que arranquen los días de compras desenfrenadas sin que usted haya hecho por lo menos una lista del dinero con el que puede contar para hacerlas y las cosas o regalos que debe comprar. Calcule cuáles serán sus ingresos por concepto de prima, vacaciones, salario, etc., y piense cuánto de eso puede dedicar a las compras de regalos navideños. Haga también una lista de personas a las que va a dar un obsequio y establezca un presupuesto para cada uno de ellos. Le aseguramos que no se arrepentirá de planear un poco las cosas y no empezar a gastar como loco.

5. Planear las vacaciones o las no vacaciones. Si tiene la suerte de gozar de sus días de descanso para estas fechas le contamos que si no planea ya para dónde se quiere ir, no va a encontrar ni pasajes (ni aéreos ni terrestres), ni hotel (barato ni caro) ni finca a donde irse a pasear. Así que no espere más y haga sus planes con su familia. Si no tiene vacaciones, pero tiene hijos, piense también qué los va a poner a hacer en estos días especialmente si están en calendario A y tienen largos meses de descanso.

6. Programe qué va hacer el 24 y el 31. Puede sonar prematuro, pero no lo es. Muchos de los problemas familiares se presentan porque las parejas no se ponen de acuerdo en este tema. Así que le sugerimos plantear el asunto desde ya y tratar de ser generoso y compresivo con las necesidades de su esposa o pareja. Siempre es buena idea, pasar la Navidad con una parte de la familia y el Año Nuevo con la otra parte. ¡Buena suerte con este tema!

Nota relacionada: Truquitos para alargar tu dinero en Navidad, aquí.  

Fuente: El Pulzo