CURIOSIDADES

Reaviva el fuego en tu relación intercambiando roles

Hay parejas que se permiten invertir situaciones, ponerse en el lugar del otro y plantear situaciones diferentes para evitar la rutina sexual.

Cambiar algunos estereotipos puede ser una forma de desinhibirse y decir lo que no pueden decir de otra forma. ¿Qué importa si el hombre quiere jugar con ropa íntima femenina y, a modo de fetiche, experimenta cómo le queda? La mujer también puede tomar el rol masculino y haciéndole lo que él le hace a ella en la cama (de paso, es tu oportunidad de mostrarle lo que te gusta y te erotiza y lo que no de una forma lúdica).

¿Cuáles son los beneficios de jugar roles en la pareja? Es una forma de desinhibirse, de decir lo que no puede decirse de otra forma, de jugar fantasías que quizás son mejor vistas en el otro género. Este juego también permite dar una idea de todo lo que le pasa al otro con ciertas modalidades sexuales.

¿No te gusta el sexo oral? No sabés como decírselo, no lo disfrutas, los olores te provocan arcadas… Cambiando de lugar podés preguntar de otra manera, puedes ofrecer y hasta disponer cambios, por ejemplo, jugar situaciones que no pueden resolverse en la cama, poniéndose en el lugar del otro.

Por otro lado, puedes adicinalmente jugar a ser el dominador, atar, controlar la situación jugando aquellos papeles que en la vida normal son diferentes: si tu pareja autoritaria, si demanda, si siempre está emitiendo órdenes, en la cama cambian las posiciones y aprovechas para una “venganza amorosa”.

¿Te le mides?

Tomado de Derf

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba