CURIOSIDADES

Un cerdito, un montón de hojas, un descubrimiento… ¡y llega la locura!

Érase una vez que se era un cerdito que se lo pasaba muy bien, al que le gustaba salir a la calle y jugar en ella.

Tanto, tanto que un día otoñal el cerdito (bueno, era una cerdita) descubrió un montón de hojas secas caídas en el suelo y se le fue la cabeza.

Te puede interesar: Cerdito intentando caminar por un camino congelado

Según el youtuber Tammy Scheers, la cerdita se llama Willow, es un cerdo enano y esta era la “primera pila de hojas” en la que había jugado nunca.

Pura emoción.

Disfruta de este video que demuestra que los cerdito ¡son lo mejor!

Tomado de Huffingtonpost.es

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar