¿Un clavo saca a otro clavo?

k2_items_src_8c4cc49904ef81fc0e3a162fb1ec1ad2

Cuando hay una ruptura amorosa, olvidar el dolor y a la persona que lo ocasiona es la principal razón para buscar una nueva pareja lo antes posible. Sin embargo, siempre puedes poner en duda si el clásico “un clavo saca a otro clavo” realmente funciona.

Las relaciones que inician con esta filosofía están destinadas a terminar mal, porque si no has elaborado un proceso de duelo de la ruptura anterior, ni sirven para olvidar al ex, ni suelen durar, afirma Mariela Michelena, sicoanalista y autora del libro “Me cuesta tanto olvidarte”.

El problema principal con los “clavos” es que no reparan la fractura emocional y el duelo acaba apareciendo. Aunque te parezca complicado de creer la tristeza, esa sensación de pérdida y todos los recuerdos, son parte de un proceso sano que tienes que vivir para estar bien contigo.

Pese a lo anterior, un estudio del Queens College y la Universidad de Illinois, después de evaluar el comportamiento de 313 adultos jóvenes, algunos solteros y otros con pareja, revela que la mejor manera de sanar un corazón roto es estar con otra persona.

Los investigadores afirman que aquellas personas que tras terminar una relación seria se involucraron en un plazo muy corto con un nuevo amor, mostraron una recuperación emocional mucho mayor en comparación con las que no lo hicieron.

Además, los que se guiaron por la filosofía del “clavito”, mostraban tener su autoestima menos dañada, más confianza en las citas y sus capacidades de enamorar, y se mostraron menos enganchados por su ex.

Información: Salud180