Una biblioteca de Catar retira 'Blancanieves' por "indecente"

k2_items_src_b158547fe65f833763b3c5fcc3f63bc5

Érase una vez un cuento infantil que tuvo que ser retirado de una biblioteca escolar en Catar después de que un indignado padre se quejara de que el libro estaba lleno de insinuaciones sexuales.

El ofensivo libro no era otro que el que cuenta la historia de Blancanieves y los siete enanitos, en la que una joven se desmaya al comerse una manzana venenosa y revive por el beso de un apuesto príncipe.

Te puede interesar: Así reacciona bebé cuando se le acaba el cuento (video)

Al parecer, el padre de un alumno del SEK, San Estanislao de Kostka, la primera escuela internacional española en Doha (Catar), manifestó su preocupación por las ilustraciones y el texto del libro, que juzgó “culturalmente inapropiado”. Ante esta queja, el Consejo Superior de Educación de Catar ordenó su retirada, según informó el jueves Doha News.

También puedes ver: ¿Te sabes el cuento del novio de la gomela?

La directora de esta escuela privada, Vivian Arif, se apresuró a enviar un comunicado a la web de noticias Doha News en el que aseguraba haber “revisado y reforzado los procedimientos para garantizar que no vuelvan a ocurrir este tipo de incidentes”. “SEK International School Qatar […] presenta sus disculpas formales por cualquier ofensa que pueda haber ocasionado esta situación no intencionada”, proseguía la nota.

 

 

Como señala el diario británico The Guardian, la censura por contenido sexual u obsceno es frecuente en este país, que hace poco prohibió la difusión de la película La chica danesa —que narra la historia de un transexual— por su supuesto contenido “depravado”.

Las escuelas en Catar deben adherirse a las normas establecidas por el Consejo Superior de Educación, que publicó un extracto de la disculpa de la escuela en su cuenta árabe de Twitter. Según su propia web, el SEC aspira a adoptar las “mejores prácticas internacionales, preservando y observando al mismo tiempo los valores islámicos y las tradiciones locales”.

Tomado de Huffingtonpost.es