En qué momento la llamada "traga" se sale de las manos

En que momento la llamada traga se sale de las manos

“Ese es mi novio, aunque él aún no lo sabe…” Si esta frase te suena familiar, es porque puedes tener una traga maluca. Te contamos cómo detectarla para pasar la página y seguir con tu vida.

Las mujeres son románticas por naturaleza y por eso siempre sueñan con encontrar el príncipe azul, pero aunque no está mal soñar, vivir en un mundo de ilusiones, sobre todo en el terreno del amor, puede causar mucho dolor. Sin embargo, esto no solo le ocurre a ellas, también le puede pasar a ellos, por eso es que la traga, un enamoramiento no correspondido que no se puede evitar, termina siendo algo malo, pero, ¿Cómo saber si eso te está pasando? Te traemos las señales de alerta para detectar si tu traga se te está saliendo de las manos.

-Piensa en esa persona a todo momento, armas planes sobre un futuro inexistente, recuerdas sus palabras y les buscas significados que no tienen.

-Sueñas con esa persona constantemente.

-Buscas de manera compulsiva información sobre qué hace, con quién anda, qué dice, por ejemplo en sus redes sociales.

-Tratas de forzar encuentros, cuadras de manera artificiosa citas para que parezcan casuales.

-Sufres y lloras porque no te pone cuidado y empiezas a mirarte preguntándote, ¿qué tengo de malo?

-Paralizas tus planes o tus proyectos esperando el momento en que esa persona ingrese a tu vida.

 

-Dejas pasar oportunidades de romances reales, por una fantasía.

-Tus amigos y tu familia han pasado a un segundo plano y tienes conflictos con ellos cuando intentan hacerte entrar en razón.

¿Te está pasando algo parecido? ¡Ojo porque esa traga se está volviendo maluca!