Infidelidad: ¿Es peor cuando hay amor o cuando solo es por placer?

Infidelidad Es peor por amor o solo placer

Existen dos tipos de infidelidad, y aunque las dos son igual de negativas en una relación, la pregunta siempre es ¿cuál es peor aquella en la que caen por simple calentura o en la que los sentimientos se ven involucrados?

La infidelidad es un tema difícil de abordar, pues tiene dos planos: por un lado, las ganas de placer son las que arrojan a las personas a los brazos de otras personas que no son la pareja, pero por otro lado, cualquier persona puede simplemente enamorarse de alguien más, por más feliz que sea en su relación. ¿Cuál de estas dos causas de infidelidad es peor?

La infidelidad solo por placer
Como en el dicho de “la oportunidad hace al ladrón”, la infidelidad por calentura ocurre cuando la oportunidad hace al infiel. Las causas del acto son meramente instintivas: fue el impulso de sexo el que primó y terminó llevando a los pecadores a tener un encuentro debajo de las sábanas. Podría calificarse de erroraccidente: “¿qué hice?”, se pregunta el infiel. Esta infidelidad raramente perjudica la relación con la pareja estable, pues no va más allá de una noche loca, aunque uno nunca sabe.

La infidelidad por amor
Es muy fácil señalar con el dedo y acusar a quienes han cometido adulterio, pero, ¿y si hay amor? Nadie está exento de enamorarse de otra persona, es algo que puede pasarle a cualquiera, así no lo esté buscando. ¿Es más justificable una aventura por amor que una por calentura? No lo sabemos, pero donde hay cariño por lo menos el pecador no ha seguido tan solo sus instintos; el peligro es que la relación estable puede tambalearse.

Para muchos la infidelidad es un tema con el que son tajantes: o es blanco o es negro, pero en realidad todo depende de las circunstancias y del corazón.