Así se pone la balanza electoral

k2_items_src_911bb6f64463c342ebc758ad1f9000ed

Mientras que la mayoría del Partido Conservador apoya la paz de Santos, uno de sus fuertes lideres da un paso al lado, y los que apoyan a Marta Lucía Ramírez se van con la propuesta de Zuluaga, también los verdes de Peñalosa quedaron en libertad para apoyar al que mejor cumpla con la ideología de su partido.

Por el lado de los conservadores, la división quedó protocolizada tras una reunión de un grupo de 40 congresistas conservadores que se unieron a la campaña de Santos. Después de eso, Ramírez hizo el llamado a sus seguidores para que voten por Óscar Iván Zuluaga.

“Hemos acordado que se continuará conversando con las FARC en La Habana, sin acuerdos a espaldas del país, con condiciones y plazos que garanticen avances tangibles, definitivos, verificables con acompañamiento internacional”, manifestó la excandidata, como reseñó Semana.

Sin embargo, la revista se pregunta cuáles serán las implicaciones de esta alianza dentro de ambos partidos, en los diálogos de La Habana y entre los electores.

Para El Espectador, la cuestión está en el cálculo que los parlamentarios conservadores comienzan a hacer, pues ambas partes manifiestan tener a favor la mayoría de los votos que consolidaron a Ramírez en el tercer lugar de la primera vuelta. Los que están con Zuluaga, atribuyen esa votación a la candidata, mientras que los santistas se apoyan en que son mayoría, pese a que “por lo menos 10 se quemaron en los comicios del 9 de marzo y otros hasta ahora llegan al Congreso”, según el diario.

Otros analistas, como el representante santista Alfonso Prada y la senadora electa Paloma Valencia, opinaron en el Debate Hora 20 de Caracol que es una muestra de que el candidato del Centro Democrático comienza a acercarse a la posibilidad de continuar el diálogo. Prada manifestó que dado su interés, “Zuluaga debería convertirse en negociador de paz de Santos”.

Valencia destacó que este viraje es fruto del acuerdo pues era parte de “las condiciones mínimas que proponía la candidata conservadora”.

Verdes dan carta blanca a sus electores

A su turno, el excandidato de la Alianza Verde, pese a considerar indispensable la continuación de las negociaciones en La Habana y de creer que deben ser una política de Estado que se mantenga de gobierno a gobierno, invitó a sus electores a votar por “la alternativa que mejor interprete los principios y propuestas programáticas” de su colectividad.

El planteamiento de Peñalosa resultó más sinuoso que el de Marta Lucía Ramírez —que sí espera abiertamente que los dos millones de votos que obtuvo el domingo pasado se sumen a Zuluaga, según El Espectador — porque señaló en un comunicado: “Aunque siempre habrá el riesgo de fracaso eventual en cualquier negociación, debemos comprometernos a fondo con las que están en curso, que de tener éxito, nos evitarían décadas más de violencia, decenas de miles de jóvenes colombianos muertos y harían posible la inversión necesaria para el progreso de muchas regiones. Hemos insistido que la paz no se puede lograr con impunidad, pero tampoco sin generosidad”.

En otro de sus apartes, la comunicación de Peñalosa indica que “tan importante como las negociaciones en La Habana, es una decisión de fondo, de no seguir acomodándose a las presiones de la politiquería corrupta de muchas maneras, entre ellas la orientación de los cupos indicativos por parte de los congresistas a entidades específicas para la realización de la contratación”.

Carta Peñalosa

Fuente: El Pulzo