CURIOSIDADES

El anticipado regreso de Falcao pondría en riesgo su futuro

La lesión en su rodilla izquierda lo tiene lejos del Mundial y su recuperación sería de al menos 6 meses.

Como están las cosas, la ruptura del ligamento cruzado anterior (LCA) de la rodilla izquierda, una lesión que es el auténtico quebradero de cabeza de cualquier deportista, dejaría por fuera del Mundial de Brasil 2014 a Radamel Falcao García.

No es un fatalismo: el pronóstico se fundamenta en la evidencia médica. Es más, hasta los vaticinios más optimistas señalan que el 12 de junio, cuando se inaugure la máxima cita del fútbol, Falcao apenas estaría en condiciones de empezar prácticas deportivas.

Para que se entiendan las razones hay que empezar por decir que el LCA lesionado es uno de los cuatro soportes principales que estabilizan la rodilla. Conecta la espinilla (tibia) con el hueso del muslo (fémur), por dentro de la articulación; evita que la rodilla se extienda demasiado y que la espinilla se vaya hacia adelante y se separe del fémur. 

El ortopedista y cirujano de rodilla César Rocha, presidente del capítulo de cadera y rodilla de la Sociedad Colombiana de Ortopedia y Traumatología (Scoot), califica la lesión del LCA como “grave, sobre todo en un deportista de alto rendimiento que requiere una rodilla estable para soportar las grandes demandas físicas y funcionales que un deporte como el fútbol exige”.

Frente a la pregunta hecha por muchos de si existe un tratamiento distinto a la cirugía que le será practicada el sábado a Falcao para reparar el daño, Juan Carlos López, presidente de Scoot, coincide con Rocha e insiste en que en estos momentos no hay otra alternativa distinta que reconstruir el ligamento, mediante un procedimiento quirúrgico. Rocha explica que las técnicas en cirugía hoy son, por fortuna, muy avanzadas, a tal punto que casi aseguran la recuperación completa.

La Universidad de Harvard, la Sociedad Americana de Ortopedia y los especialistas de Scoot coinciden en que la reconstrucción exige el remplazo del ligamento con injertos de su propio tejido (autoinjertos) o donados. El autoinjerto suele hacerse tomando parte del tendón de la rótula y otra porción del tendón de un músculo de la pierna. “Este procedimiento se hace por artroscopia y dura entre 45 minutos y una hora”, señala López.

“El problema –afirma Rocha– es el tiempo que tarda la recuperación. Se necesitan por lo menos seis meses de supervisión médica y rehabilitación, antes de volver al fútbol. Sería un error anticipar el regreso. Eso sería poner en riesgo un futuro tan brillante como el de Falcao García”.

El deportólogo Héctor Fabio Cruz, exmédico de la Selección Colombia, señala que, por bien que se den las cosas con el jugador, “se tendría a Falcao apto para iniciar acondicionamiento físico con miras a competencia, seis meses después de la operación”. Y agrega que el deportista sólo gana la seguridad que necesita con cada sesión de entrenamiento y competencia.

La fisiatra Mariana Tovar, profesora de la U. del Valle y exmédica del América de Cali, asegura que en estos casos no basta con tener una rodilla y unos músculos a punto: “Los protocolos de rehabilitación –dice– exigen que también se recupere el control neuromuscular; eso implica una condición mental, cerebral, de reacciones, propiocepción, habilidad, fuerza y coordinación. Se trata de procesos exigentes, que requieren tiempo”.

Finalmente, Tovar sostiene que “debemos ser optimistas, pues no es fácil pasar por encima de las estadísticas, que mencionan que menos de la mitad de los atletas con reconstrucciones del LCA son capaces de regresar a su actividad deportiva en el primer año después de la lesión”.

Y si bien esto dice la evidencia médica, hay individuos que pueden movilizar factores endógenos, como neurotransmisores, para atenuar dolor; hormonas y sustancias para motivar o incluso condiciones para acelerar recuperación. También existen factores personales, condicionados por el estado general del deportista y la motivación de algunos individuos que se sobreponen emocional y físicamente a estas limitaciones y logran volver en tiempos más cortos. Falcao García tiene todo para que, ojalá, sea uno de ellos.

Fuente: El Tiempo 

Facebook Comments

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba