CURIOSIDADES

No logran acuerdo entre transportadores y el Distrito

Cerca de las 2 de la tarde, unos 60 conductores de servicio público tradicional llegaron a la Plaza de Bolívar, para estar atendos al desarrollo de las conversaciones de sus representantes con funcionarios de la Alcaldía. Los manifestantes, que partieron desde el portal de Banderas ubicado en la avenida de las Américas con carrera 78B, en sentido occidente – oriente, se movilizaron por la calle 13, la carrera 10a. y la calle 11.

A esta hora se lleva a cabo una reunión entre el alcalde Gustavo Petro y los transportadores para buscar una salida a la crisis que tiene a cerca de 1.700 buses fuera de las vías de Bogotá al día con la condición de que no se obstruyan vías de importancia para la circulación del tráfico.

Esta mañana la escasez de servicio volvió a afectar sectores como Ciudad Bolivar, Bosa y Fontibón. Las personas esperaban hasta una hora para conseguir un bus que los acercara a una estación de TransMilenio.

El paro de los pequeños transportadores de Bogotá, agrupados en Apetrans, se convirtió este lunes en una gran prueba de fuego para los buses azules del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

Ante la parálisis del servicio tradicional –debido a la protesta por el pico y placa decretado por el alcalde Gustavo Petro–, la flota del SITP tuvo a su cargo la movilidad de miles de pasajeros. Y el balance indica que el sistema cumplió con el desafío.

De acuerdo con las cifras oficiales, los buses azules tuvieron un incremento en su demanda, algo inédito si se tiene en cuenta que, por lo general, una buena parte de las rutas circula vacía.

Tomado de El Tiempo

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar