Curiosidades

Oscar Fabian: Diomedes Díaz fue un man feliz

Óscar Fabián Calderón fue mánager de Rafael Santos —hijo de Diomedes Díaz— y amigo cercano de la familia del Cacique de la Junta. Asegura que el talento del cantautor vallenato era algo innato, “un don de Dios”, y que no tenía seguidores sino fanáticos que se hacían matar por su música. Curiosidades y anécdotario de un “man feliz”.

¿Qué les deja Diomedes a los demás cantautores vallenatos?

Sin duda, es escuela para todas las generaciones que lo precedieron. Si usted mira a las siguientes generaciones de artistas del género, tienen algo de Diomedes en su canto, en sus expresiones, porque él tuvo una vida artística muy regular: desde su primer álbum, en el que grabó El chanchullito con Nafer Durán, hasta el último, fue un tipo de éxitos. Otros aparecen, tienen un boom y desaparecen. Diomedes no. Desde el primer álbum que grabó hasta el último fue un éxito y tuvo ventas millonarias. Sin duda es el artista colombiano que más discos ha vendido en Colombia.

¿Dónde lo conoció?

En Valledupar. Al frente de mi casa vivía una tía de Diomedes y él era novio de una prima hermana. Mi mamá le regalaba a Diomedes jengibre para que chupara para cuidarse la garganta. Fui mánager de Rafael Santos, hijo de Diomedes, durante tres años.

¿En qué se basó Diomedes para crear su particular estilo?

Eso es innato. Creo que es un don de Dios. Porque desde su niñez se pajareaba para espantar a las aves que llegaban a comerse el arroz. Él con una lata y un palo los espantaba y cuando se aburría empezaba a cantar.

En el vallenato empezaron Jorge Oñate con los hermanos López y Poncho Zuleta. En esa época era guacharaquero de Oñate y Diomedes era su utilero, pero él ya cantaba. Cuando Oñate lo sacaba a cantar pasaba algo muy particular: la gente se aglomeraba para verlo. Siempre tuvo un imán, o un ángel, como lo llama uno en este negocio. A donde Diomedes llegaba había una energía rara, muy particular.

Tomado de: El Espectador

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Enlaces patrocinados

Botón volver arriba
Cerrar