Curiosidades

¿Quién se le va a medir a la Alcaldía de Bogotá?

El presidente ya hizo lo que debía hacer y ahora lo que se le viene encima es mantener a Rafael Pardo como alcalde o convocar a elecciones, lo que dejaría a varios con opciones para comenzar la contienda por el segundo cargo más importante de Colombia.

Si dar el visto bueno para la destitución del alcalde de Bogotá Gustavo Petro parecía ser la peor papa caliente que tenía el presidente Juan Manuel Santos en sus manos, ahora viene un chicharrón igual de complicado: ¿Cuándo va a convocar a las elecciones? Y de paso para Bogotá se abre también un enorme interrogante: ¿Quiénes van a estar en la baraja de candidatos?

La primera pregunta no es menor. Y lo que puede parecer un trámite rutinario –convocar a unas elecciones atípicas– puede llegar a convertirse en pesadilla.

En teoría, el presidente ya debía haber convocado a las elecciones para elegir al nuevo alcalde de Bogotá. La ley dice: “En el decreto de encargo se señalará la fecha para la elección del nuevo alcalde, la cual deberá realizarse dentro de los dos meses siguientes a la expedición del decreto”. Y así consta en la página de la Registraduría. Es decir, en el decreto que expidió Santos para nombrar a Rafael Pardo como nuevo alcalde de la ciudad (el 570 del 20 de marzo) debía haber definido la fecha de las elecciones atípicas. Pero no lo hizo.

El trámite normal sería que el presidente fije la fecha, que debe ser al menos 55 días después de la destitución del alcalde. ¿Por qué? Esos casi dos meses son el tiempo mínimo necesario para que se inscriban los aspirantes al cargo, para que la Registraduría se prepare y para que los candidatos hagan campaña.

Sin contar días hábiles, curiosamente los 55 días se cumplirían el 15 de junio, fecha en la cual posiblemente se estará votando la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Como dos elecciones de este nivel no pueden coincidir, entonces la elección del alcalde de Bogotá tendría que aplazarse unas semanas más.

Por eso, el registrador Carlos Ariel Sánchez ha dicho que las elecciones atípicas deben llevarse a cabo en julio. Sin duda, sería lo más adecuado, teniendo en cuenta el trajín que la Registraduría tiene por estos días debido a las elecciones presidenciales. Además, en medio de la contienda por la Presidencia, la campaña por Bogotá podría pasar a un segundo plano y no tener la atención necesaria del público para elegir un cargo de este tipo.

Los candidatos

En la reunión que tuvieron los petristas el jueves pasado, definieron que en la terna que le van a mandar al presidente para nombrar un alcalde temporal estarán Guillermo Alfonso Jaramillo, exsecretario de Salud y de Gobierno de Bogotá; Gloria Flórez, parlamentaria andina; y Luis Carlos Avellaneda, senador.

Asimismo, los progresistas decidieron que el candidato para las elecciones atípicas de su movimiento será el concejal Carlos Vicente de Roux o el senador Camilo Romero. El que sea seleccionado de los dos peleará la Alcaldía posiblemente con aspirantes como el exvicepresidente Francisco Santos, del Centro Democrático; el exministro Eduardo Pizano; el hoy consejero presidencial David Luna; y el exalcalde Jaime Castro.

Estos últimos cuatro no están confirmados, pero al ser consultados directamente o personas allegadas a ellos no descartan una eventual participación en estas elecciones. El único problema para algunos, como es el caso de Francisco Santos, es que quisieran pelear en las elecciones del año entrante para poder tener un periodo completo de cuatro años.

Otros eventuales candidatos están descartados: como Gina Parody, hoy directora del Sena, por inhabilidad, o Carlos Fernando Galán, por su reciente elección como senador.

Es decir, hay candidatos. En los próximos días se sabrá cómo sortea el presidente Santos este nuevo desafío.

Fuente: Semana

Comentarios de Facebook

Tags

Back to top button
Close