Pékerman, personaje del año

k2_items_src_a27a3b73d355048c6bab885897085f62

El personaje del año para Colombia es un argentino. Sí, se trata del técnico José Pekerman. El argentino no necesitó hablar tanto, no cargó a ningún niño, no bendijo a nadie desde el balcón, obró un milagro de verdad: le devolvió la fe al fútbol colombiano, puso a los ‘cafeteros’ en el Mundial luego de una agónica espera de 13 años cuando participaron en el Mundial de Francia 1998.

Habrá quien diga que en un país como Colombia, donde hay tantos problemas, es una exageración que el fútbol llegue a ser tan importante y trascendental. Pero el fútbol es tan valioso para ese país y para muchísimos otros en el mundo. Es un acto de fe, a favor o en contra que se renueva en el corazón del hincha con cada partido y cada gol.

La selección de Colombia ha sido el único “proyecto de nación” que ha funcionado de verdad, por absurda y superficial que parezca la hipótesis. Por eso José Néstor Pekerman es el personaje del año en Colombia, según “El Tiempo”. Porque llegó a trabajar con discreción, sin dejarse llevar por las presiones de siempre. Su estilo fue el símbolo de la seriedad y el éxito. Sacó lo mejor de cada uno de sus jugadores, ganó los partidos que tenía que ganar y remontó los que tenía que remontar.

Pekerman dirigió los equipos juveniles de la selección argentina, con los que ganó tres mundiales: en el 95′, en el 97′ y en el 2001.

Excuha unas palabras de Pékerman: