Pequeño comercio es el más asaltado en Bogotá

k2_items_src_2709e1cc5e35415f9cc4502ded3470a8

Con el robo de los dos Carulla el fin de semana Asotiendas ha informado que el comercio de los barrios como tiendas y supermercados son robados a diario en diferentes puntos de la ciudad, hecho que pone alarma a las autoridades para intensificar la seguridad.

Los hechos más recientes se presentaron el pasado fin de semana en dos puntos de los almacenes Carulla, en la calle 116 con carrera 70F, barrio San Nicolás, y en la carrera 53 con calle 53, en donde hombres armados irrumpieron en los locales para llevarse el dinero del producido, así como las pertenecías de varios compradores que frecuentan el lugar.

Estos casos, registrados en menos de 24 horas, pusieron en alerta a las autoridades que desde ya anuncian medidas enfocadas a reducir los hurtos comerciales. Igualmente, el presidente de la Asociación Nacional de Tenderos y Comerciantes (Asotiendas), Francisco Álvarez, manifestó que cada mes en la capital del país son asaltadas entre 9.000 y 10.000 de estos locales, informó Caracol Radio.

“Lo más grave es que las bandas delincuenciales ya se especializaron y llegan como si fueran clientes”, advirtió el funcionario para el que las localidades de la ciudad en las que se registran más robos a tiendas son Suba, Bosa, Kennedy, Ciudad Bolívar y San Cristóbal, indicó a la emisora.

El caso de este supermercado en Bogotá es el reflejo de lo que ocurre a diario en el país, en donde la amenaza de ser asaltados en cualquier momento persigue a dueños de cafeterías, panaderías, cafés internet y demás establecimientos, cuyos propietarios observan indefensos el accionar criminal de los delincuentes que huyen ante la demora de las autoridades para entrar en acción, como lo advierte un artículo de El Tiempo.

Precisamente fue el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Édgar Sánchez, el primero en anunciar una investigación interna a los uniformados encargados del cuadrante 6 de vigilancia de Pablo VI, ya que clientes y empleados de Carulla denunciaron que los policías hicieron presencia en el sitio media hora después del robo, cuando se encuentran ubicados a escasos metros de donde se originaron los hechos, agrega el diario capitalino.

Esta creciente situación, de acuerdo a los números de la Policía Metropolitana, aumentó significativamente las denuncias ya que mientras en 2012 se reportaron 6.013 casos de hurto al sector comercial, en el 2013 las cifras pasaron a 6.551 asaltos, revela la editorial de El Tiempo del 15 de abril.

Fue por esto que el alcalde encargado, Rafael Pardo, convocó en la tarde del lunes a un consejo de seguridad junto a la Policía, la Secretaría de Gobierno y el director de Fiscalías y comerciantes, para buscar una salida a esta problemática.

Fuente: El Pulzo