Podría haber pico y placa y ley seca en Bogotá el sábado

k2_items_src_6ce8174e82984e94a7a98889b7c17e32

La Administración Distrital tomará la decisión de adoptar las medidas y en horas de la tarde las hará conocer, mientras tanto tomemos conciencia ¿si vale la pena tanta prohibición para evitar las tragedias que no podemos controlar?

El secretario de Gobierno, Milton Rodríguez, aseguró que el pico y placa aplicaría para los vehículos con placa par y empezaría luego del mediodía, reportó RCN La Radio, con el fin de no afectar a los viajeros que saldrán de paseo en este puente festivo.

En cuanto a la ley seca, Rodríguez no dio mayores detalles, pero se sabe que la medida tiene como fin evitar peleas por la ingesta excesiva de licor y accidentes de tránsito por borrachos al volante.

Por su parte, la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) y la Asociación de Bares de Bogotá (Asobares) le presentaron al alcalde un plan en el que se excluye la ley seca, pero se aplican otras medidas para mantener el orden público, informó Citytv.

“Hay que tener en cuenta que las cifras de homicidios y riñas en las celebraciones de los partidos no las pusimos nosotros. Ocurrieron en casas o en la calle, no en los bares. Por eso, proponemos duplicar el personal de logística y tener más radios Avantel para comunicarnos con la Policía en caso de alguna eventualidad”, dijo Camilo Ospina, presidente de Asobares, a El Tiempo.

La inconformidad de los comerciantes se debe a que han enfrentado millonarias pérdidas por las medidas, mientras que la aparente preocupación del Distrito tiene que ver con que el partido de Colombia (contra Uruguay) será el sábado, uno de los días en los que más se consume licor. De hecho, las cifras más altas de riñas en los partidos de la Selección ocurrieron en el primer encuentro, que también fue un sábado. Ese día, hubo 9 muertos, 15 heridos y más de 3.000 peleas.

Por lo tanto, en los siguientes 2 juegos del colectivo nacional, contra Costa de Marfil y Japón, el Distrito decretó ley seca y pico y placa en la ciudad.

Fuente: El Pulzo