CURIOSIDADES

¿A qué Aguinaldos jugabas cuando niño?

Recordamos esos Aguinaldos que jugábamos cuando niños para que nos digas cuál recuerdas más.

Junto con la Novena llegan también los clásicos Aguinaldos, una tradición que consiste en una serie de juegos de habilidades y concentración mental, como ‘Hablar y no contestar’ o ‘El tres pies’. ¿Quién no jugó de niño alguno de estos con sus primos o amigos del barrio?

Aunque eran juegos que involucraban a todo un grupo (familiares, oficina, amigos, niños de la familia) se jugaba entre dos; uno elegía a quién retaba y en qué juego, y cada vez que ganaba, pedía sus Aguinaldos (o se los pedían a uno si perdía), ¿se acuerdan?

¡Como olvidar! ¿Cómo, si Candela Estéreo mantiene viva esa tradición con ‘El que diga “sí” pierde’? Vota a continuación por tu Aguinaldo favorito que jugabas cuando niño…

Pajita en boca

Tenías todo el tiempo una pajita en la boca y cuando te gritaban “¡pajita en boca!” no podías dejarla caer…

Tres pies

Si te descuidabas, tu oponente te ponía un pié entre los tuyos mientras gritaba “tres pies”, ¡mis aguinaldos!.

El “sí” y el “no”

Tenías que sostener una conversación con quien te había retado sin decir la palabra “sí” o “no”.

Beso robado

El que más nos gustaba de chinos, pues teníamos que robarle un beso a la traga…

Dar y no recibir

 No importa lo que te ofrecieran (regalos, comida u objetos), ¡no podías recibir nada de lo que te ofreciera tu contrincante.

Hablar y no contestar

Era perfecto para aprender a autocontrolarte, pues no podías responde a nada de lo que te dijera quien te había retado.

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar