Después de ver esto no querrás comer gomitas

k2_items_src_56f9425837efc4d90ad0006be3e16952

Las “gomitas” son un dulce blandito y muy apetecible con el que terminar el día, ver una película o celebrar una fiesta infantil. Existen padres que limitan el consumo de esta golosina a sus hijos, porque las consideran artificiales y peligrosas debido a su alto contenido a azúcar, pero en realidad son de origen natural aunque algo asqueroso. 

 
Si nos fijamos en los ingredientes en un paquete de los ositos de goma, encontrarás nombres tan familiares como el jarabe de maíz, azúcar, zumo concentrado de frutas y gelatina. Pero ¿pensaste alguna vez de dónde viene la gelatina?
 
La gelatina es una sustancia amarillenta, inodora e insípida que se obtiene mediante la ebullición prolongada de la piel, el cartílago y huesos de origen animal. Es decir, todos aquellos desperdicios provenientes de la industria cárnica como son los huesos, pezuñas y pieles de cerdo, cabezas de pescado, cuernos, huesos y pezuñas de ganado.
 
https://www.youtube.com/watch?v=eqPtuXjeUR8

Ver Video

Más allá de lo asqueroso y sanguinario que pueda parecer fabricar gelatina, hay que señalar que no tiene ningún efecto negativo para la salud, ya que si es pura no tiene grasa, ni colesterol, ni hidratos de carbono y contienen una gran dosis de aminoácidos importantes para la reconstrucción del tejido conjuntivo, especialmente en los huesos, cartílagos, tendones y ligamentos. De todos modos, ya sea sano o perjudicial lo importante es saber qué es lo que comemos. Fuente: elintrasigente

Fuente: DatosCuriosos