Curiosidades

La verdadera historia del origen del Profesor Jirafales

El 15 de junio de 1934, nació el actor mexicano Rubén Aguirre. Conoce la historia detrás de su personaje más famoso: El Profesor Jirafales.

Recordamos a uno de nuestros ídolos de la infancia. Rubén Aguirre nos dejó hace dos años, pero su legado de risas y actuaciones perdurará para siempre. El mexicano personificó al primer maestro que tuvieron millones de niños en toda América Latina: el Profesor Jirafales. Esta es la historia real de los orígenes de este cariñoso educador que nos divirtió tanto.

El debut del Profesor Jirafales, contrario a lo que muchos imaginarían, no fue en El Chavo del Ocho. Fue en unos segmentos cómicos que formaban parte de un largo programa de variedades. Primero se llamaron Chespirotadas, y poco después surgió otro segmento llamado Los súper genios de la mesa cuadrada. En éste, Aguirre interpretaba al Profesor Rubén Aguirre y Jirafales, un tipo culto que se exasperaba fácilmente en medio de las discusiones que ocurrían en la mesa cuadrada y que tendían al absurdo.

Ese segmento de 5 minutos gustó a los televidentes y llevó a la televisora a tomar la decisión de alargar el espacio de los comediantes de la mesa cuadrada a media hora. Pero 30 minutos era demasiado tiempo para una discusión absurda y Gómez Bolaños empezó a crear otros mundos para llenar el espacio del programa. De ahí surgieron El Chavo del Ocho y el Chapulín Colorado. Finalmente estos últimos se hicieron de espacios propios en la barra televisiva y Los súper genios… desapareció del aire.

Ante el surgimiento de El Chavo del Ocho en 1970, Chespirito consideró que una escuela, con su consiguiente profesor, eran elementos que encajaban muy bien en un programa que se trataba de niños e integró al Profesor Jirafales al elenco. Entonces vino el trabajo de actor de Aguirre. Hizo algunas modificaciones al personaje de Los súper genios…, le quitó rudeza, lo volvió más tolerante y empático ante la ignorancia de los habitantes de una vecindad de barrio pobre. De su madre Victoria Fuentes, maestra, Rubén Aguirre pudo sustraer la solemnidad y la sobriedad del arquetipo del docente que se toma muy en serio la enseñanza y el conocimiento.

En cuanto a la pinta, Rubén vistió a su personaje con un austero traje gris, un chaleco tejido debajo del saco, un sombrero, y un puro (que en realidad era parte de la vida cotidiana del actor). Otro de los rasgos distintivos de su personaje era el grito que daba cada que alguna situación absurda de las que dominaban la emisión, lo desesperaba: ¡Taaaaaa, taaa, taa, ta, tá! Ése, cuenta, no existía en el trazo del guionista, sino que lo sugirió el actor basado en el recuerdo de un profesor que tuvo en tercero de primaria, que según cuenta, hacía una sinfonía de “tás” antes de explotar, era su forma de contar hasta diez. El toque dramático de Rubén Aguirre, deformando la expresión que pasaba de la sorpresa a la indignación, y la elevación del grito, hizo que la parodia quedara en memoria de muchos que hasta la fecha recurren a la expresión para mofarse de una situación exasperante.

Tomado de: Univisión.com

¿Cuál es el rasgo que más recuerdas y que más te gustó del Profesor Jirafales?

También te gustará:

Una escena conmovedora que te traerá risas y lágrimas. ¡No hay programa en la televisión con sentimientos más genuinos! 😲😍😆#FamiliaCandelahttp://bit.ly/2rndI2P

Publicado por Candela Estéreo en Martes, 16 de mayo de 2017

Comentarios de Facebook

Tags

Back to top button
Close