Felipe Arias habla de experiencia espiritual cuando estaba en hospital - Candela
Actualidad

Felipe Arias habla de experiencia espiritual cuando estaba en hospital

Felipe Arias habla de experiencia espiritual cuando estaba en hospital por problema cardiaco que sufrió hace unas semanas cuando estaba realizando una entrevista.

Hace unas semanas, el presentador de Noticias RCN Felipe Arias sufrió un problema cardiaco que lo llevó de urgencias a la Clínica Colombia de Bogotá.

Allí, permaneció varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) donde su pronostico no era muy alentador. Afortunadamente, pudo salir victorioso de este duro suceso y decidió contar su experiencia a través de una entrevista a la revista Semana a su amiga y colega Vicky Dávila.

En la conversación, el presentador relató como en un principio no supo que la razón por la que fue llevado al centro médico era por un infarto ya que él no tenía conocimiento de los síntomas de este evento.

Felipe Arias habla del día que casi pierde la vida

View this post on Instagram

A post shared by Felipe Arias (@felipearias71)

Asimismo, cuando los médicos empezaron hacerle preguntas de rutina como “si fuma, bebe, consume drogas” e incluso sobre su alimentación, él tenía un buen régimen de vida por lo que los profesionales de la salud no entendían por qué este problema cardiaco se dio.

(…) Uno cree de verdad que las tragedias les pasan es a los demás y cuando se da uno cuenta la vida es muy frágil, la salud es muy frágil y uno vive en un mundo de carreras, de afanes (…)”,

expresó el presentador en la revista Semana.

Felipe además narró que cuando lo estaban reanimando en el hospital, recordó a su familia, sus proyectos profesionales y le pidió a Dios que todavía “no podía irse” pues qué iba a ser de todas las personas que de una u otra manera dependen de él.

Yo sentía era que se me iba el mundo, que se me iba la vida y yo decía ‘yo tengo tres hijos, yo no puedo irme Señor, por qué me llevas, yo no he cumplido los 50 años, yo tengo muchas cosas por hacer. Tengo un emprendimiento de zapatos, tengo tres familias por sacar adelante, la niña Zully a la que le prometí un computador en Manizales, tengo unas familias que estoy ayudando en Ciudad Bolívar y Altos de Cazucá, ellos no van a poder pagar los arriendos’”,

detalló.

Yo le decía ‘Señor qué va a pasar con los zapateros, qué va a pasar con las familias que yo ayudo, qué va a pasar con mis hijos, quién les va a pagar la educación, yo soy el proveedor de la casa, no me hagas esto’. Yo le imploraba y mi alma lloraba y lloraba y lloraba y la enfermera me decía “no llores, ya no hagas más ese ruido”, ella me decía ‘don Ruido’ porque yo no lloraba, no me salían lágrimas, mi cuerpo ya no estaba, mi alma lloraba y cuando el alma llora es cuando ya uno está más allá que acá y ese ruido era muy fuerte, yo no era consciente de ese llanto del alma (…)”,

añadió.

Comentarios de Facebook

Back to top button