ActualidadCuriosidades

Profesora viajó en pandemia para darle clases a sus alumnos autistas

Profesora viajó en pandemia para darle clases a sus alumnos autistas. Tiempo después recibió una gran noticia y su historia se hace viral en las redes sociales.

Cuando inició la cuarentena en diferentes países, las clases presenciales tuvieron que transformarse y pasarse a la virtualidad. Muchos niños y jóvenes pudieron asistir sin ningún problema a las lecciones de sus profesores por medio de plataformas digitales, pero hubo un gran porcentaje que, al no tener acceso a internet perdieron la oportunidad de seguir aprendiendo.

En México, una profesora de niños que tienen problemas de aprendizaje tuvo que tomar una importante decisión, para que ellos siguieran recibiendo sus lecciones.

Nallely Esparza Flores, maestra de Calvillo, Aguascalientes, México, decidió viajar a cada una de las casas de sus alumnos con autismo en su camioneta para continuar con su educación, ya que muchos de ellos no tenían acceso a internet.

Maestra viajó en medio de pandemia para dar clases a sus alumnos

Aunque la profesora siguió los protocolos de bioseguridad frente al covid-19, en algunas ocasiones el fuerte sol hacía que los niños se enojaran y no quisieran continuar con las clases, pues cada lección era tomada en el auto y el calor se hacía insoportable.

Como trabajo con chicos autistas, no es tan fácil que estén en un solo lugar, Por ello, decidí acudir personalmente, casa por casa, para darles clases en la caja de mi anterior camioneta equipada con una mesita y unas sillas”, detalló la profesora.

Una reconocida marca de autos en el país azteca al enterarse de su labor, decidió llamarla y revelarle que le regalarían una camioneta cero kilómetros adaptada para que siguiera dando sus clases cumpliendo con las medidas de bioseguridad frente al coronavirus y que fuera un espacio cómodo para ella y sus estudiantes.

Estoy muy agradecida. No me esperaba esta sorpresa y menos que esta camioneta fuera un salón de clases móvil”, expresó Nallely Esparza Flores.

Y añadió: “Mis alumnos ya no tendrán que tomar clases a pleno rayo del sol. Tardaba alrededor de cuatro horas recorriendo todas las casas dando seguimiento y apoyo a mis alumnos; jamás imaginé esta iniciativa. Ahora, mis tiempos de recorrido, sin duda, serán más cortos, seguros y cómodos”.

Comentarios de Facebook

Back to top button