Background

Sustancias psicoactivas: ¡Tus hijos podrían caer en sus garras!

37
Sustancias psicoactivas: ¡Tus hijos podrían caer en sus garras!

¡No te dejes confundir! Las sustancias psicoactivas no son inofensivas y pueden llegar a acabar con tu vida o con la de tus seres queridos.

¿Sabías que el alcohol y el cigarrillo están clasificadas como sustancias psicoactivas? Pues entérate, porque la gran diferencia con drogas como la cocaína y la marihuana, es que son legales. Conoce más en esta nota, ¡y pilas con los adolescentes de la casa!

¿Qué son las sustancias psicoactivas?

Son todas las que alteran el funcionamiento del sistema nervioso central cuando las introducimos en nuestro organismo. Estas alteraciones se producen porque estas sustancias interactúan con los neurotransmisores, que transmiten los mensajes de una neurona a otra.

Y es que los neurotransmisores son muy importantes porque regulan la conciencia, el estado de ánimo, el pensamiento, la percepción y el comportamiento. Estas sustancias cambian la forma en que ellos transmiten los mensajes, lo que provoca graves consecuencias.

Tipos de sustancias psicoactivas

Se clasifican según su origen (si son naturales o hechas en el laboratorio), su legalidad (si son lícitas, como el trago, o ilícitas) y sus efectos. Hablemos de la clasificación de las sustancias psicoactivas según sus efectos, pues es lo que más susto da a los padres de familia.

Sustancias psicoactivas depresoras

Se caracterizan por disminuir la actividad del sistema nervioso central, por lo que reducen la atención y provocan somnolencia, problemas de coordinación e inconsciencia. Algunas de ellas son el alcohol (sí, ¡así como lo lees!), los derivados del opio (fentanilo, morfina, codeína, heroína, metadona) y los sedantes.

Sustancias psicoactivas animadas o alucinógenas

Causan alteraciones en la percepción, por lo que provocan que los sentidos capten cosas que no están ocurriendo en realidad. Algunas de las más famosas son el LSD, los hongos y la marihuana.

Sustancias psicoactivas estimulantes

Aumentan la actividad del sistema nervioso central y causan excitación, euforia, disminución de la fatiga y aumento de la concentración. Aunque no lo creas, la cafeína está en esta lista, así como las anfetaminas y la cocaína.

¡Pilas son esto! ¿Sabes qué es farmacodependencia?

Aunque no lo creas, se trata de una condición médica crónica en la que la persona no puede parar de consumir este tipo de sustancias. Como se siente bien cuando las utiliza, el farmacodependiente pierde el control y puede llegar a sufrir sobredosis o perder la vida.

Además, puede estar en mayor riesgo de sufrir accidentes o quedar en un estado de vulnerabilidad en situaciones peligrosas. También puede terminar teniendo problemas escolares, familiares, laborales y hasta legales.

Consecuencias del consumo de sustancias psicoactivas

El consumo de este tipo de sustancias puede tener efectos negativos para la salud a corto y plazo, como:

  • Trastornos mentales y emocionales: Aumenta el riesgo de caer en depresión, ansiedad, esquizofrenia y hasta de volverse bipolar.
  • Problemas físicos: Puede dañar órganos que necesita para vivir como el corazón, el cerebro, el hígado y los pulmones.
  • Dependencia: Es un hábito difícil de dejar. Esta dependencia puede ser física o psicológica.
    • Dependencia física: Algunas personas desarrollan resistencia a las drogas y por eso deben consumir cada vez más. Lo peor es que cuando las tratan de dejar, tienen síndrome de abstinencia.
    • Dependencia psicológica: Cuando no consume, la persona se siente mal, con angustia y hasta puede llegar a deprimirse.
Sustancias psicoactivas: ¡Tus hijos podrían caer en sus garras!

¿Cómo es la prevención del consumo de sustancias psicoactivas?

Prevenir es mejor que lamentar, y es una tarea que requiere la participación de la familia, la escuela, los amigos y los prestadores de salud. Existen diferentes estrategias para prevenir el consumo de sustancias psicoactivas, como…

  • Educación y sensibilización: Hay que hablar con los niños y jóvenes sobre los riesgos de consumir drogas y darles herramientas para afrontar los problemas.
  • Intervención: Si los jóvenes ya están en riesgo, es importante que participen en programas de prevención, tratamiento y rehabilitación.
  • Fortalecimiento de los factores protectores: Los factores protectores disminuyen el riesgo de consumir sustancias psicoactivas; algunos ejemplos son:
    • Buena relación con los papás y la familia
    • Rendimiento académico
    • Participación en actividades extracurriculares
    • Red de apoyo social sólida

Síntomas de un adolescente que consume drogas

¡Ojo, padres de familia! Hay que estar atentos a señales de alarma como las siguientes:

  • Ojos rojos o inyectados de sangre
  • Pupilas dilatadas o contraídas
  • Pérdida de peso o aumento de peso repentino
  • Cambios en la piel, como acné, erupciones o heridas
  • Falta de higiene personal
  • Cambios de comportamiento
  • Cambios en el estado de ánimo, como irritabilidad, ansiedad o depresión
  • Desórdenes del sueño, como dificultad para dormir o dormir demasiado
  • Cambios en el rendimiento académico, como bajas notas o faltar a clase
  • Aislamiento, pérdida de interés en las actividades habituales o problemas con los amigos y la familia
  • Conductas impulsivas, agresivas o violentas
  • Mentir o robar
  • Cambios en las amistades
  • Objetos o sustancias relacionadas con las drogas como jeringas, pipas, papel de fumar y más
  • Cambios en las rutinas, como salir intempestivamente o pasar demasiado tiempo encerrado

Cuéntanos, ¿conoces a alguien que necesite ayuda para superar su adicción a las sustancias psicoactivas? ¡Comparte esta nota en tus redes sociales!

Encuentra más de:

0%